domingo, 4 de septiembre de 2011

Recuerdos de 4to curso

El profe Alex de Literatura era un cuarentón re zarpado, a veces venía con los ojos super rojos y muy eufórico , tras haberse fumado unos petardos con los locos de villa San Fernando y niai estaba por nada y si te le acercabas mucho, podías oler ademáis su fuerte aliento a cerveza pilzen ya que quizá estuvo también un pokito antes tomando nel billar de la eskina del cementerio con los sepultureros o con los ocasionales visitantes que solían pasar por allí un flash antes de repartirse por los destinos de la noche.
Al profe le gustaba inventar historias extremas para dar ejemplos de situaciones literarias. ¿Cómo se sentiría poner el candado a las puertas de un supermercado en llamas repleto de gente? lanzó una noche como consigna de composición en prosa poética.
Otra de sus manías era contarnos sus experiencias de falso ciego nel mercado 4: se hacía pasar por koreano brasiguayo mendigando onda ñembo budista, iba por los negocios más prósperos de los koreanos del lugar pidiendo como un poseso. En una de las rondas la colecta llegó a superar los 500 mil guaracas nos contó.
El profe es uno de los person que nunca se me van a olvidar dentre tutti esa gente qui se hubo cruzado en mia vida al amparo de ese lado bien espeso de la noche, nesos año 80s stronistas purete, en mi amado colegio pyhare Eligia Mora de Strossner del barrio Panambí Reta.
Recuerdo especialmente esa primera hora de un luneró de aquello, esa veiz en que el profe Alex empezó la clase de literatura dando un ejemplo de encadenamiento de imágenes, diciendo de repente en un flujo sin pausa casi: “ Yo era como el literato de la niebla oyendo esa emisora de onda corta que de repente dejaba escapar unos agudos sonidos believe me believe me te caraculea nel oído, era suave escucharlo en los labios sin duda carnosos de la locutora de esa sw station, nel dial quedaba muy cerca de radio Moscú. Las mboisy madres de serpientes se deliciaban en mio cerebro que ardía con humo de cannabis y llevaba el puro aliento de la vida con los beats y mantras de tos en tos al punto vestal de la bestia con uma coda irrefutable aunque al fin decidí salir, hui repentinamente, ya no quería oír máis ese ruido ,ya era insoportable como si fuera todo nada más qui un territorio marcado, los seres humanos llegaron a parecerme ya para nada importantes a tal punto que yo en realidad era un tipo ñembo humano, condenado por tiempo indefinido en este cuerpo idéntico al de ellos. Pero en el fondo de mi mente a veces afloraba la idea de que en realidad yo no fuera humano y que algo especial era mi vida como si fuera abriendo de su eterna prision y fuera transformándose en un juguete rúnico y con destino deliberado y que desde siempre fue hecho solo para mí… pero …..esa antigua certeza o sensación de impura realidade que lo acompañó durante toda la infancia y hasta los 30 años había terminado abruptamente hace un tiempo, digamos un par de años y agora estaba viviendo en una especie de limbo de la espera ideal de no se sabe qué ondas, pero de repente ese estado se estaba tornando ya muy aburrido también, las mismas escenas se repetían a lo largo de los días y la gente del entorno no acababa sino de empeorar su estado mental o espiritual, era una constante lucha pero la nostalgia ahora traía cosas de modo diferente y bien poco era el alivio que causaba. El tiempo era el tirano de todo al final, pensaba en ciertos lapsus de quietud de hongo o al flash del mero relámpago del recuerdo, no se puede negar que la desesperanza siempre hubo around dele como un reino de agujas y quizá por eso es que siempre quiso saber cómo funcionaba todo, era muy curioso, quería probar todo y asim lo fue haciendo pero de repente todo eso al fin y al cabo se vuelve ya muy aburrido y entonces salta de esa configuración y va para otro scene y asi hasta otros y otros…por años, miles de años… hasta hoy se renueva con combinaciones de vida y locura: esa es la way sin ley, no dejarse atrapar por nada, solo vivir al máximo cada segundo de oxigeno quemado y sonreir bajo el cielo hasta que nuestros ojos se llenen de pescados de luz o de chiroleras mutantes” .

No hay comentarios:

Publicar un comentario