martes, 22 de febrero de 2011

Es mim primer peaje

Ya que salimo muy temprano con Resto del Mundo, el broder máis heavy di San Fernando, sin tomar teté ni lavarme la cara, se me ocurrió de onda armar un petard para ir bien zarpados bajo ese fino haivi ru í que nos envolvía con su frio susurrante.
Era las 4 por ahí, ni bollo, yo ya quería llegar nomaís a la esquina del bar koreano y terminar de una buena vez con todo. Tranki che kapé falou Resto, con ese sotaki purete del comando alucinogeno al que había pertenecido hasta hace muy poco, esta es la hora que tenes que estar muy concentrado para que todo el show salga beleza. Vamo fumar todo y despues dejá todo a mi cargo le dije y estornudé como un jaguá miserable, abandonado en pleno invierno.
Está bueno este ka á le dije. Un marley superpower axé guayaki me contestó Resto y lanzó un pukavy de acero que brilló un flash nesa neblinosa koejú de fines de marzo.
Cuando faltaba una cuadra se acabó el joint.Resto se apartó hacia un alambrado que cerraba el patio oscuro de una casita que parecía a punto de ser tragada por la basura que llenaba aquel lugar. Se apoyó en un poste y desde lejos armó la figura confusa de un hombre que estaba meando sin korte y aparentemente super escabio. Esa era la idea pué nde loko.
Yo seguí caminando hasta la esquina donde se esperaba colectivo. Era en la vedera del bar koreano donde a veces curtíamos pilzen o quemabamos cerita nel baño. A esa hora de la madrugada, del bar, dormido y sombrío no se distinguían más que sus murallitas llenas de afiches proselitistas del Al Kaeda Erotikon, al pie de la foto de un person de pinta oriental estaban escritas palabras en árabe y portunhol.
Los del Alkaeda Erotikon eran una secta punk que creaba burdeles cooperativos y apoyaban el consumo de todo tipo de droga natural para expandir la mente. Nesa semana habían presentado a su candidato para que se disputara también en las elecciones de intendente de San Fernando. El viejo actor PornoNipóniko era su candidato y aunque nadie lo veía de día y los que lo veían de noche nunca te contarían dónde lo vieron, se podía confíar que era el mejor candidato.
Pero no era la foto medio borrosa del actor Pornonipóniko lo que yo estaba mirando precisamente nese moment . Era la inconfundible silueta de mia kapé del alma NInyita Pokarei. Que onda le dije al acercarme a ella cuando justo se puso de espalda.
Al escuchar mia voz giró nuevamente su carita manga y lanzó un super gesto de mántix, era una señal. Solo yo sabía que eso significaba que la cana podría estar cerca o que ya pasó hace un rato. Ella volvió a su posición original como si non me conociera.
Yo pasé de largo como un buey fantasma sin vikear nada guaú.
Apreté al primer bulto que salió de la bruma. El viejo tenía lentes y soltó un gritito al pedo, eru la erekoa , neipy nde joro le dije con la faca gris bien cerca de su cara sorprendida.Temblando me ofreció una billetera de cuerina azul y tambien su celular en la otra mano. Ahiete nomáis le dí un pya juru con mi puño izquierdo y se cayó en secó, revisé la billetera, tenía unos cuantos miles y una flor de jazmin reseca entre las fotos de una yiyi que parecía de telenovela.
Le tiré todo sobre su cuerpo que se retorcía en la sucia vedera y guardé el jazmin y el money en mi bolsillito de adelante.
Cuando me crucé con Ninyita le saludé con una ceja, ella me tiró un ok con su boka loka y me borré con las primeras sirenas que rompían el kiriri de esa mañana.Era mi primera veiz y pegaba todito ya luego de entrada.

domingo, 20 de febrero de 2011

Posdata para Simón


me voy a poder tomar un destilado cada diez meses

los remedios me tienen el higado terminal

no me habia dado cuenta hasta la tercera piscola

y eso...

bueno ademas te cuento que boté hace meses, despues que lo tijereteamos,

mi vestido de novia

con el que nos ibamos a casar

eso hace tiempo

y ahora lo echo de menos

pero lo malo es que a Bruno se le aparecia bailando de noche

el vestido en otra mujer

y decidimos erradicarlo

al icinerador

PD: vaya poema éste

domingo, 13 de febrero de 2011

El mix del pombero kabron











Estaba escuchando el mix ese de Ioshua, una historia narco gay re mbarete , eran como corridos pero con mucha noise de guitarras y me repetía mentalmente que no me gustaba ese cyber. Sí ya sé que curtí muitas veces por alli pero nunca me gustó y mucho menos me iba a gustar estar parado por máis de media hora como un kabron tekorei yendo y viniendo por la vereda onda kumbiantero speed solo para mirar cada veiz que se abría esa su puerta gris perla al person que atendía, su cara pálida de seboí y esos ojos de eterno pirado, uno que de onda parecía que la tenía siempre inyectada, te decía cosas zarpadas así al toke, onda ñembo muy cuate desde mitaís. Pero a mi niai me caía bien.
"Nde ! cucumelos lo que pega asi con este clima" me dijo a mí una veiz, yo hize como koreano en asalto callejero: el papel del impasible. Pero no solo el que atendía me caía bien fisura, era el cortamambo de los colores del lugar, esa decoración atroz y de una trizteza asfixiante con todos esos poster de Camilo Sesto y Sandro en la pared de los baños, una onda sepia a base de semen y vomitos de los peajeros que venía a curtir merka los sábados. O las yiyis crackeras del abasto que se manoseaban sin korte, espasmodicamente a cualquier hora. Y justito era a ese lugar y no otro adonde debíamos ir. Entao, llegado el caso y falado beim del asuntelli, esa tarde de frio amangy y de humo dulce del mejor joint de las tres fronteiras "Ni bollo", le dije a Yorwi cuando me papeó si non tenía problem en acompañarle un flash.
Tenía que encontrarse con el hijo número 80 de Stroesnner. Lo conocía desde hace poco realmente.Le había contactado al azar por su feibuk la semana pasada. En una de esas Yorwi le envió uno de los relatos de los kapes donde se cuenta la historia de Pachu el taxi boy, el joro chupa culos de la epoca mbarete del stronismo, dulce epoca de delirios y sombras negras, llena de muerte y mucha lujuria.
Pero el tema no era que el tal nieto del Rubio recurtiera la literatura o le interesara publicar el relato o comprar el libro cartonero que habíamos pintado la semana pasada con muita fana encima ya que había todito nde loko.
El punto principal de la historia le dijo el Hijo número 80 a Yorwi y Yorwi me lo repitió unos días antes del día del encuentro, imitando quizá todito sus gestos de puto freaki y merkero de la cabeza, resaltando que el verdadero karakú qui faiz cuestion era esa historia del maletin con los millones de dolares del viejo Tacho Somoza.
Cómo pio luego chesaraita del person, terminó sus dias convertido de un bazookazo en incontables pedazinhos de carne ropa vidrio humos polvillo del verano semen de pachu delirios del pueblo y jazmines sin metáfora una mañana , todo sarambí por la kalle España. Instantanea inesquecibeu numa toma black & white del diario AQUI, uno de los recuerdo máis puretes de mia infancia. Ese maletin existió y aún existe, yo sé quien lo tiene y podemos llegar hasta él, le escribio la noche anterior el Hijo Nro 80 de Stroessner en su muro de feibuk a Yorwi y luego se citaron acá para armar un plan de resgate.
Pero Yorwi me dijo que me quedara afuera nomais para vikear todito y para cubrirle la retirada en caso de bronca, asim como yo, ele non tein confianza de nadie, y mucho menos de un Stroesner, por máis loko que sea. Upeare la lo do vea ore makina pa nesa mañanita sin sol y justo nel peor cyber de San Fernando.