lunes, 4 de octubre de 2010

Un sueño de Yorwi

Los jaguas me persiguen nesos sonhos extraños en los que soy un mitai ciego bajando uma larga escalera que se pierde hacia los sótanos de uma casa de las afueras, numa cidade da triplefronteira. Es un sueño triste porque mientras el niño (eu) ciego vai hundiéndose mais y mais nelas sombras espesas del sótano, también sua memoria se va diluyendo, quedándose ciega para cualquier recuerdo, como si fuera a convertirse num fetito purete, que nin le importa el lenguaje ni lo precisa. Y ele sigue bajando y bajando, naikaneoi niai, y cuando ya está a punto de ser tragado por el infinito descenso desa aburrida escalera, ele ohendú de repenchi ikupepe uma voice de yiyi, de voz di mel electrizante llamándolo por su nombre y le pregunta cosas numa lengua muito extraña: el oye esa voz yacyyatereizante y ve los labios carnosos moverse hipnotikamenchi y sonríe sin dizer nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario