sábado, 16 de octubre de 2010

Maiakovsky

Maiakovsky salio de su casa en dirección al cyber que estaba a unas diez cuadras de su casa. Antes de llegar tenia que pasar por la puerta de la casa de Juan y Matias, por el kiosquito donde se reventaban los pibes del barrio, por la avenida donde el bondi mato a la vieja de Sofia, donde también murió el perro de Julian una vez que un dobleacoplado lo paso por encima y lo dejo mas chatito que una latita de cerveza. Cuando llego al cyber estaba Timo en la puerta, tenia la mirada clavada en la vereda de enfrente donde dos perros se habían quedados pegados y daban vueltas como si estuviesen arriba de una calesita. Maiacovsky se puso a jugar al Conter Strike mientras toma Coca de una botellita de 600.

- Gordo verga dale, pone la bomba dale –

Maiakovsky veía pasar los enemigos, estaba escondido atrás de una caja y miraba como pasaban los segundo unos tras otro, cada tanto se movía como poseído por movimientos rítmicos que no podía controlar. El era el poeta, era la voz de la revolución, por eso nunca era poli, siempre metía bombas o mantenía presos a unos cuantos rehenes, en ese caso le gustaba volarles la cabeza.

- Che Maiakovsky, sabes algo del pibe que violaron y le robaron las bogas – le pregunto el Timo desde la entrada del cuarto, adentro la oscuridad y el olor a verga era insoportable.

- Si que le rompieron el culo – le respondió el flaquito que se la pasaba puteando.

- No se nada, dicen que el culo le quedo como la boca de la boga, hasta un anzuelo le engancharon – respondió Maiacosky girando la cabeza y ya muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario