martes, 14 de septiembre de 2010

Cuando vos, poesía miá, lees poesía (Juan Rodolfo Wilcock – traducción Jeremias Maggi)


Cuando vos, poesía miá, lees poesía

se oscurece el cielo de una luz verde

la gente escapa de las riveras del mar

por un sentido remoto de tempestad

o de contraste entre los elementos

llamas se izaban sobre los filamentos del tranvía

y un gran silencio cae sobre la ciudad:

y la poesía se mira a si misma

leyendo palabras de un tiempo desaparecido

de un presente que se mueve sin terminal

velozmente en el pasado deforme

leyes de rey y coronas, jardines y guerras

vos que sos la corona de cada imperio

y el jardín del mundo conocido

y la guerra de los sentidos de la naturaleza

lees “¿quien creerá en mis versos que están por venir

si digo ahora todo tu valor?”

y sucede en ese momento que los versos

como una flecha lanzada en los siglos

llegando al día en que los ha inspirado

y ahora la oscuridad verde se vuelve total

la gente se refugia, oprimida

y un silencio como de terremoto

se alza la luna sobre los castillos romanos

y lentamente se vuelve todo azul

mientras vos, poesía miá, lees poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario