lunes, 29 de marzo de 2010

Seré yo el avá?




Abbas Kiarostami
Close-up

La nostalgia es un lactobacilo que sobrevive a duras penas. La melancolía, un óleo sobre tela que ilumina la ciudad propulsado por la bicicleta de un anciano. Eran relámpagos, no simple interferencia en la TV. La línea detonante de Close-up no vale la pena; el film, sí. Extraordinario en su simpleza, aún para los estándares de Abbas Kiarostami que ha volcado su poética hacia el agua. Aunque no seas capaz de creerlo, el trío de frailes sigue recorriendo el puente con la misma fe —para los frailes, al menos para estos tres, la fe es un combustible incorrupto— como hace años, buscando al niño. Lo dejaron de buscar las mujeres inconsolables cuando hallaron consuelo y los detectives que pagaba el mandamás apenas suspendido el pago. Tienen pistas mínimas: antes de desaparecer en la corriente el niño se embarró de betún, sabe montar a caballo y su debilidad son las cercanías del cielo salvaje, quiero decir las salvajadas del cielo cercano, en fin. El agua es tantas cosas.

Diario de Rabia

Rabia es lo que me sucede en el tiempo,
Rabia de minutos contados

rabia que da cáncer en algún lugar y extenderse metástasis hacia la La Ira que en algún ámbito multiplica células.

Rabia de llevar 3 cafés en la pura mañana y varios cigarros en mi tuberculosis.

Rabia de escribir a mano en la calle y no en el lugar que probablemente me contenga-espacio vacío de formas-signos.

rabia que me da la rabia de vivir.

Rabia Universal, Mundana, Urbana, Provincial y de habitaciones con persianas sucias.

Rabia onírica, porque evoco seres que preceden esta vida que es la única que recuerdo.

Rabia al respirar Rabia en el suspiro. rabia de empleada en día lunes. rabia de tener que nombrar la palabra JEFE SUELDO y frenazo.

Rabia de mí y estos neuro- transmisores. Rabia de la neurosis que todo lo muerde.

rabia de matrimonio feliz

Rabia de familia sagrada.

esta rabia de tinta
esta rabia de mina
esta rabia de lápiz BIC
esta rabia contigo, vida mía

esta rabia que observo entre las piedras o que se clava en la roca.

Rabia del sexo que fue.

rabia de la LEVEDAD

rabia y pena

rabia de creerme ZEN y dónde la vi.

rabia mil veces repetir castigo en la pizarra y maestro dictando rabia caligráfica.

rabia de tener que salir a dar pasos de cebra.

rabia de semáforo obligando a esperar /te. a cruzar además con esta rabia.

rabia de ser burguesa y desclasada.

ay esta rabia, Mi Amor.

sábado, 27 de marzo de 2010

Nuevo diario de una Amante en la Nieve


Si supiera el nombre originario de cada árbol, flor, arbusto.

En este mismo lugar lloré, mojando solo mi mente, leyendo a Teresa Wilms Montt, hace un tiempo. Su diario se transforma en historia. Su historia se hace a diario.

Ella dio palos de ciega. pero los que dio, fijaron eternamente la memoria de quienes la vieron vagar y no en vano.

Estoy en ninguna parte, construyendo un pensamiento que se desgrana, que se niega a sí mismo y emite racontos de una mano escribiendo otro presente.

Estoy en ningún lugar o el mismo que ocupé con otras lágrimas y espera.

Llamo al número perdido de una mañana que nos va sometiendo a la voracidad de las horas.

Sólo escribo desde el instinto la palabra que no pierdo. En cuadernos que al final, antes de suicidar el filo de sus hojas, boto al incinerador falso de mi casa.

Ya no recuerdo el color de sus tapas ni el del cielo de las tardes en que vomité la resaca de otras letras.

Las boté junto a mi muñeca negra, cercenada, bolsa negra de basura y que ahora flamea en un vertedero.

La palabra en el vertedero.
La palabra que olvidé y a destiempo aparece como una cita a la que jamás llegué, ni por el pobre amor que prometió.

No estoy, ni el ámbito. Sólo quiero saber el nombre de cada tronco como mausoleo en un bosque de cementerios.

Quiero volver a estudiar el origen de mi nombre esculpido en el banco de mi plaza y un corazón flechado para siempre en la madera.

No sé si quisiera aprender nuevamente cada rostro que rechacé por ser de lanza y sangre.Esta sangre de cada día. La que no cesa de mis partos.

reunir el columpio y el juego de esta sombra. Mi niñez sepultada bajo hojas de hierba y extraños sueños.

Programar mi reloj y despertar el amanecer secreto de mi ventana fría y decir apenas un salmo, un mantra que abra el día de los que me ven dormir o morir.

Saber lo que me des/construye.

y saber que nadie leerá la historia de mi amor, que se materializa en hijos de profunda vida nuestra.

Saber la casa y los objetos levitando. el apego a un carrusel de madera en dirección al árbol de pascua despeinado.

No quiero retroceder y entristecerme frente a lo que no pude visionar. Deseo la muerte como todos la esperan, como niños en primera comunión.

No quiero irme del brazo de mar o del de un poeta ciego de su propio barco y mujer.

No caminaré jamás de la mano de una fama sin abrazo a la tierra.
Quiero el cabello y estas canas que coquetean con hombres albinos.

No estoy en un lugar y la palmera me mira como escribo sobre sus escamas podadas, artificiales en esta ciudad, por un jardinero al que obligan a la muerte cursi es esto tan sagrado.

Sentada frente al árbol de la vida, sintiendo como termina su copa libre, hasta alcanzar el cosmos. Ell jardinero contempla con sus tijeras dormidas, la salvaje libertad y sonríe.

Y la llamada perdida deja en tu satélite mensajes sin voz. Un vuelo y aterrizaje forzoso. se pierde. se me pierde en la letra lengua que tenía a punto, mientras sonaba auricular mente sordo.

Tu derecho a no responder.

Y el árbol no se mueve porque Marzo termina en un infierno de sol sin aire. Un verano como hombre agonizante y que antes de expirar resucita en mujeres de antes. Mujeres de su primera estación.

Este es el nuevo Diario de una Amante en la Nieve.

O como al final las ramas tapan el bosque y no el camino.

De cuando Fadanelli se encontró con el vendedor de honditas


Caminabamos por Palma y de repente nos topamos con Cabrera, mi kapé, el vendedor de honditas.Yo estaba tranki pero muy atento ya que mi acompañante, el broder Guillermo Fadanelli iba zigzaguente entre el verdor emergente de las yiyis que invadían nuestro campo visual y nos condenaban a la dicotomía cruel de solo ver o tocar tocar tocar como ante las puertas de una ciudadela kafkiana.
Pero las cosas no eran tan simples con Fadanelli. Ante mi negativa de comprarle una hondita y regalarsela como souvenir parawayensis, haciendo caso omiso a mi argumento sentimentaloide y politicamente correcto ñembo chicogreenpeace en defensa de los pajaritos, insectos y reptiles que suelen ser victimas de esa arma pintoresca, Fadanelli me lanzó una diatriba contra los tacaños. Por supuesto que no me tomé por aludido, ya que le había invitando más de 6 Pilzens toda la tarde nel barcito del puerto, sin contar los 4 petardos del mejor cannanbis del mundo que generosamente se había fumado la noche anterior en mi casa.
He aki lo que me dijo Fadanelli:

En cuanto a los tacaños Pou........

Si el dinero marcha hacia el norte yo camino hacia el sur y si va hacia oriente me toma caminando en sentido contrario. Nada más no coincidimos. La cuestión es que mi sentido económico es tan torpe como el avestruz que quiere levantar el vuelo. La verdad es que no le encuentro gracia a acumular bienes y siempre que puedo reparto todo lo que me cae en las manos. Es un defecto personal y espero que mis amigos se enemisten conmigo antes de morirme porque en caso contrario les tocará pagar mi ataúd. En fin, quienes no poseen nada se pueden dar el lujo de ser generosos.
Esto de vivir con lo más mínimo es una obsesión que me acosa desde siempre. Como no tengo talento para ganar más de la cuenta entonces me invento una filosofía de acuerdo con mi condición. La tacañería es uno de los defectos más odiosos de las personas porque tarde o temprano termina contaminando todos sus actos. Los gestos de estreñimiento que los tacaños hacen a la hora de pagar la cuenta muestran que se les ha podrido el alma. Todo el placer que provoca una buena conversación se va a la coladera justo en ese momento. La simpatía se corrompe cuando el que tiene dinero se muestra reacio a ser generoso. Y, sin embargo, qué ingenuidad pensar que puede ser de otra manera.

Los argumentos que usan los tacaños para escatimar su dinero suelen ser patéticos y desmesurados. No me imagino a qué clase de felicidad se hallan condenados si su roñería les impide caminar en el mundo con ligereza. El malestar que me provoca su presencia crece con los días y en mi personal bitácora de valores la tacañería se halla en el mismo nivel que la deslealtad. Aún así me gustaría hacer una excepción con la gente pobre. No sé si existan tacaños pobres, pero en caso de que así sea están perdonados de antemano. Tienen derecho a defender con los dientes lo poco que tienen y cicatear para ellos es más bien un acto de desesperación.

Los codos son tan viles que pueden compartir una mesa con personas pobres y comer y beber opíparamente sin ningún remordimiento, cada moneda invertida en su satisfacción les provoca un dolor placentero, una felicidad incompleta y áspera. El tacaño visita poco el excusado e incluso esos momentos de liberación le causan un inmenso desasosiego. Su estómago es una caja fuerte y sus intestinos son estrechos y congestionados. Es un sistema cerrado perfecto: todo va hacia sí mismo. El tacaño del alma transmite un sentimiento de miseria que incluso poco tiene que ver con lo económico, es más una sensación de desaliento y asco al mismo tiempo. La vida para estos seres no es derrochar, sino acumular: pelea más que perdida cuando llega la muerte.

Que una persona pueda meter en su cuenta de banco miles de millones de pesos de manera legal no es digno de admiración, sino sólo una muestra de que las leyes están mal hechas. Lo que sería motivo de admiración es que devolvieran ese dinero, pero el millonario es tacaño por constitución y sus acciones filantrópicas no son más que cortinas de humo para disimular su inmenso botín. En su particular sistema decimal la generosidad, la mesura y el saber vivir en común están desterrados. Es éste un caso especial de tacañería por omisión. Que admiremos a una persona porque aparece en una lista de millonarios importantes es un símbolo de primitivismo y en lo personal me causa desconsuelo y un enorme desaliento.

El caso ridículo está representado por el tacaño que se convence a sí mismo de que no lo es. Se ha acostumbrado a su parquedad y posee extrañas concepciones de justicia. Está en guerra contra los otros porque ve en ellos enemigos potenciales, ladrones, vividores, ratas que roerán su estómago (su bóveda bancaria) y lo dejarán desnudo. Es curioso que se use el término disparar como sinónimo de invitar. Cuando el tacaño dispara, en realidad quiere asesinar a su invitado. Uno de los escritores más derrochadores y generosos que han existido nunca, Joseph Roth, bromeaba cuando la gente le preguntaba por qué razón se había convertido al catolicismo siendo un viejo. Decía que su decisión era parte de una estrategia: prefería que con su muerte fueran los católicos y no los judíos quienes perdieran a un adepto. Y así fue.

jueves, 25 de marzo de 2010

La cachiporra del policía





Un accidente que pudo tener
consecuencias nefastas
se desarrolló en el cruce de
Belgrano y 9 de Julio:
un camioncito de florería
(de nombre Yenny o Jamy,
todo lila y blanco, nenúfereo)
al hacer una curva tranquila
perdió un pasajero mujer:
la puerta estaba probablemente
mal cerrada y la acompañante
una mujer de rulos y digamos
60 años
salió despedida pesadamente
es decir no flotó por los aires
ni hizo parábola alguna
sino que simplemente cayó en
plena avenida de varios carriles
y rodó un par de vueltas
y planchó la cara contra el asfalto
La mujer no fue ágil ni nada
así que no saltó de nuevo al cochecito
como pájaro o resorte
para decirle al chofer piremos que
este asunto es vergonzozo
sino todo lo contrario:
quedó tendida como una sábana
varios segundos
mientras coches y más coches
frenaban frente a ella
Del portal de un banco cercano
llegó corriendo un policía joven
apuesto lustrado
con gorro perfectamente calzado
sobre profunda mirada oscura
El policía paró frente a la mujer
y sin mirarla ni nada
extendió los brazos
sacó un pito y un chaleco naranja
(que probablemente tenía preparados para asuntos así)
y con gestos sobrios empezó a ordenar
nuevamente el tráfico
La mujer por mientras recobró
el sentido y apoyándose en un brazo
levantó a medias el torso
Pero al ver al policía
que le daba la espalda
y la protegía haciendo extraños gestos
quedó paralizada del susto
Realmente costaba distinguir
para los que miraban de frente
si el policía iba a aporrearla
o iba a aporrear a alguien
así con esos viriles cachiporrazos
que se daba en la mano
Pero el ángulo de la mujer
revelaba otra cosa: de espaldas
el policía iba dándose en la mano
serenamente
y la mujer miraba a la altura de
las firmes nalgas al policía
y perdiendo seriedad y susto
empezaba a sonreír
Le volvió el rubor el brillo de los ojos
En vez de levantarse
se tiró otra vez contra el asfalto
mirando al policía que tenía
algo entre las manos que agitaba y agitaba
desafiando a miles de coches
a todo el mundo
protegiéndola




+

domingo, 21 de marzo de 2010

Recuerdo me encerraron atada / Síndrome de Helsinki/ Estokolmo/ El coleccionista/
a una camisa sin dormir en la última habitación.

Con mis garras rajé el cristal y huí.
el carcelero palideció solo en el balcón.

Volé helicopteramente hacia el choque
mi Enola
se irradió y ceniza
caí al mar.

te encontré
esperándome al final
desteñido de sal . un libro en la mano.
hematomas. llorando. jadeando
te abrazé. pedí perdón por la tristeza

me declaraste Humana la mañana siguiente apenas desperté

Es ke en la tele

Es que en la tele vi
es que en la tele dicen
que el mejor celular
es tuyo
que la posta
es llevar las zapatillas antropomórficas
es llevar el karma
de haber nacido antes
del tiempo de los muertos


Es que en la tele vi
es que en la tele dicen
que en el barrio de chapitas
no eres nada
sin zapatillas
sin celular
ni tetas
ni culos pa refrendar


Es que en la tele vi
es que en la tele dicen
que para ser
hay que dejar de ser
que ser blanco
no es un privilegio
sino una compra a plazo fijo
que ser negro
no es la muerte
si tienes plata para pintarte a tu modo


Es que en la tele vi
es que en la tele dicen
que si mas culo tienes
mas oportunidades debes
que si mas tetas tienes
mas felicidades posees


Es que en la tele vi
Es que en la tele dicen
que en mi barrio de chapitas
lo mejor es chorear
pa tener las nuevas sport
las nuevas camperas
con ribetes multinacionales


Es que en la tele vi
es que en la tele dicen
que el nuevo Dios habla por ella


Jeremías - Marzo 2010

lunes, 15 de marzo de 2010

bandeja de entrada


Decap:

"...tu enamorado bretoniano, que anda detrás de nadjas imaginarias. alguna vez fue la maría de sábato, en de héroes y tumbas, la de una película que vi en conce en tiempos de universidad, y que daban (como se decía en esa época) o exhibían en el cine windorfs en ese tiempo, ahora quizá cómo se llama. puede ser la dentellaire, de claude chabrol.creo. bueno natasja kinski casi siempre, pero en especial en Tess. la maría sneider en tango en parís. en fin. tantas películas que te hicieron soñar con alguien de la estirpe de huma humo."


Chain (huma humo) :

"..o la extraña Marìa del Sacrificio de Tarcovzky"


anduve andando debajo de la axila imposible del sol laburo totalmente cclikpasado de horas viendo arder mis bolas de pombero en la vanidad estupida de los que solo existen cuando están en la web, la nueva forma del vacio, la nueva forma del dolor por ser percipit, acá estoy acá estoy gritan todos desde sus islitas made in sillicon valley, dame el sello, dame el sello kiero entrar gritan los nuevos que se aprestan a la pertenencia: EL FRENTE DE IMAGEN SICARIA ANTI SILENCIO genera adeptos como amebas, escupan sus veneraciones en password falsamente seguros, escupan en la mano que les da caricias en el clikctoris cebú malandro del unico original villy gates de tu pecho.....


Edgar Pou

sábado, 13 de marzo de 2010

Ser un flirt digi Tal

es un blog colectivo ke publikará los trabajos de sus invitados y contribuyEntes...
Un flirt digital entre poetas de todos los azimuts coctelingüístikos...
forma parte del proyecto maior Click Toritos Locuaces & Caracoles y Curupis % Sikh Arios de Futboboleros a full & Conxa de Gusanos % Galundización súbita de la vida % Yiyi Jambo & Milena Caserola & Felicita & Ybyporá Commons....